First Stop: Venecia

Hoy empezamos a detallar la ruta en tren por Italia y la primera parada es VENECIA!!

¡¡¡COMENCEMOS!!!

Vuelo desde Tenerife a Venecia

Nuestro vuelo salía muy temprano desde el aeropuerto Tenerife Sur Reina Sofía. A pesar que odiamos madrugar, lo preferimos porque  siempre llegamos lo suficientemente temprano como para aprovechar ese día para explorar! Volamos hacia el aeropuerto de Venecia Treviso con la compañía Ryanair, el vuelo se nos hizo un poco largo ya que nos tocó separados en extremos opuestos del avión. Sin embargo, a mí me tocaron dos abuelitas italianas muy entrañables que estuvieron hablando conmigo durante un buen rato y me amenizaron parte del trayecto. La otra parte lo dediqué a dormir para reponer fuerzas ya que prácticamente no habíamos dormido nada por el madrugón y ultimando preparativos.

Por fin después de 4 horas y media de trayecto llegamos a Venecia! Nada más bajarnos del avión ya se notaba bastante el frío.  El aeropuerto de Treviso es bastante pequeño lo cual encontramos con facilidad por donde salían las maletas.

Mientras esperábamos por la maleta yo me dispuse a buscar donde comprar los billetes para el autobús. Los billetes se sacan en una máquina que hay dentro del aeropuerto, la verdad que no tiene pérdida. Tienen la opción de billete de solo ida (10€) o de ida y vuelta (13€), en nuestro caso compramos solo el de ida ya que nos marcharíamos de Venecia en tren. La compañía que utilizamos para movernos hasta Venecia es ATVO aunque tienen más información en el post de Preparativos Ruta en Tren Italia.

Aquí abajo os dejo una imagen explicativa de donde se encuentra el autobús.

Una vez subidos en el bus nos pusimos en marcha y aunque el trayecto es un poco largo disfrutamos de los bonitos paisajes que había!! Finalmente llegamos a la última parada del trayecto “La Piazzale Roma”. Este es el último lugar de Venecia hasta el que se puede llegar por carretera. Es la plaza donde termina el Puente de la Libertad y donde se encuentran los autobuses para llegar a tierra firme.

VENECIA

Día 1

La verdad que esta era la ciudad que más ganas tenía de ver!! En mi anterior viaje por Italia ya había estado en Roma y Florencia, pero Venecia estaba en mi lista de deseos desde que era pequeña.

En la Piazzale Roma se encuentra el puestito donde compramos las tarjetas de transporte que comentamos en el post de Preparativos Ruta en tren Italia. El precio de la tarjeta fue de 28€ cada uno la verdad que con el descuento que conseguimos nos salió bastante bien!! Porque incluso comprando la traveld card de 48H nos habría costado 30€ cada uno! COMO SIEMPRE BUSCANDO EL AHORRO! El nombre del puestito donde lo compramos es “ACTV Piazzale Roma”

Aquí les dejo una foto del sitio con el muñequito situado en el mapa

Bueno con los abonos de transporte nos pusimos en marcha para llegar al hotel. Para ello cruzamos el Ponte della Costituzione hasta llegar a la stazione di Venezia Santa Lucia, justo en frente se encontraban las paradas de ferry donde cogimos el vaporetto que cruzaría el Gran Canal.

Nuestra parada era en el “Ponte Rialto” donde nos tocaba caminar unos 5 minutos hasta el hotel que estaba un poco escondido. Por el camino disfrutamos de un bonito paseo y solo nos hizo falta esta primera media hora para darnos cuenta que Venecia nos había enamorado.

La verdad que la ubicación del hotel era perfecta, estábamos cerca de todo y a pesar de haber pagado un poco más que alojamientos en Mestre no nos arrepentimos para nada.

¡DREAMCONSEJO! Si vas a estar pocos días en Venecia alójate en el centro, vale muchísimo la pena. Despertarse y desayunar con vistas a esos canales no tiene precio!

 Una vez en el hotel, con las maletas ya colocadas nos preparamos para empezar a explorar esta preciosa ciudad. Nuestra primera parada fue la Piazza San Marco que estaba a 5 minutos caminando pero tardamos yo creo que 25 minutos porque no podíamos parar de mirar y fotografiar todo jajaja Cada sitio donde mirabas nos parecía súper bonito, las góndolas, los cientos de puentes que cruzan los canales, las casas, TODO!!

¡DREAMCONSEJO! Si no queréis pasear con mucha cantidad de turistas tenéis que ir en temporada baja! La verdad que íbamos asustados por los comentarios que habíamos leído con respecto a la cantidad de gente que habría y para nada!! Si, habían turistas pero se podía pasear, sacar fotos y hacer todo perfectamente, sin colas ni nada! UNA VERDADERA GOZADA.

La mayor parte de la tarde la dedicamos a recorrer la plaza y todo el paseo “Riva degli Schiavoni” donde nos quedamos para ver atardecer y la verdad fue uno de los atardeceres más bonitos que había visto hasta ahora.  Las fotos no necesitaban filtros, esas pinceladas rojas rosadas, naranjas y amarillas que bañaban el entorno, hacían una estampa digna de fotografiar. La belleza de estos reside en lo efímero del momento, los colores, las luces, los elementos de alrededor.

No se nota que me encantan los atardeceres no? Jajaja De hecho me fascinan!!! Me parece algo increíble como nunca hay dos atardeceres iguales. Hay una frase que me encanta y os la dejo aquí abajo.

 “Lo efímero del momento, se hace eterno en la memoria” –Anónimo

 

Después de todo esto nos dimos cuenta que no habíamos almorzado!! Por eso nos paramos en un sitio de comida take away y nos pedimos dos kebab que nos comimos mientras nos perdíamos por los canales. La verdad que nos salió bien de precio por 15€ nos comimos los dos kebabs y dos refrescos y nos quedamos bastante llenos.

Cuando dicen que lo bonito de Venecia es perderse, no están equivocados. La verdad que empezamos a caminar y después de 2 horas charlando y disfrutando de lo que íbamos encontrándonos nos dimos cuenta que estábamos en la stazione Santa Maria de nuevo. No nos lo podíamos creer!!

¿Lo bueno? Que ya habíamos callejeado más de lo que pensábamos que nos daría tiempo. Durante el paseo nos encontramos con iglesias súper bonitas que no salían en la guía, ni en blogs ni en páginas de turismo pero si tuviese que decirles ahora mismo donde estaban y cuales eran no sabría decirles porque realmente estábamos perdidos Jajaja Lo malo que tiene Venecia es que siempre tienes la sensación de que por esa calle ya pasaste o que ese puente ya lo cruzaste!

¡DREAMCONSEJO! Cuando ya se hace de noche y empieza apretar el frío las calles se quedan vacías. Cuando nos dimos cuenta que no había casi nadie en la calle pensamos que sería súper tarde y que se nos había pasado el tiempo pero no, eran solo las 9 de la noche jaja. Es una gozada pasear a estas horas, la paz que se nota en el ambiente es increíble.

Como ya estamos en el Stazione Santa Lucia decidimos coger el vaporetto hasta el hotel y hacer el recorrido del Gran Canal de noche, otro IMPRESCINDIBLE que ver en Venezia. Cuando llegamos a nuestra parada en Ponte Rialto decidimos continuar hasta la Piazza San Marco para hacer el recorrido completo y sacarle partido a las Travel Card.

Bueno! ya tocaba volver al hotel porque al día siguiente nos esperaba un largo día, muchas cosas por ver y poco tiempo.

Día 2

En nuestro primer amanecer en Venecia, nos levantamos temprano para desayunar. La verdad que desayunar con vistas a los canales no tiene precio.

Ya vestidos y desayunados nos pusimos en marcha!! Nos dirigimos de nuevo a la Piazzale San Marco para entrar dentro de  la Basílica di San Marco. La verdad que me sorprendió mucho, no me la esperaba así. Lo malo fue que estaban restaurándola y entonces estaba todo con vigas y paneles, pero aun así es una visita imprescindible si visitas Venecia.

Otra de las visitas imprescindible y que nosotros no hicimos por falta de tiempo y porque preferíamos ver otras cosas es el Palacio Ducal. Pero estamos seguros que en nuestra próxima estancia en Venecia lo visitaremos!!

En la parada de ferry (S. Marco “Vallaresso”) cogimos el vaporetto para cruzar el gran canal al otro lado hasta la Basilica di Santa Maria della Salute. También puedes ir caminando si cruzas el Gran canal por el Ponte dell’Academia y así matas dos pájaros de un tiro.

La verdad que cuando acabamos de ver la Basilica di Santa Maria della Salute miré a mi pareja y le dije porque no nos vamos a Murano y Burano? Todavía nos quedaban cosas que ver en Venecia y nos habían dicho que con los días que íbamos no nos iba a dar tiempo, pero yo no me iba de Venecia sin pisar esas dos islas. Y así fue!! Miramos las líneas de vaporettos y pusimos rumbo al menos a Murano, porque no estábamos seguros que nos diese tiempo de ir hasta Burano ya que era bastante más lejos.

Para llegar de Venezia a Murano hay que coger el vaporetto en las paradas de ferry cerca de la Piazza San Marco en las líneas de vaporetto 41, 42 DM y LM. No se tarda mucho ya que está situada a 1,5km al norte de Venecia.

La verdad que el trayecto está muy chulo porque se rodea toda la isla de Venecia y tienes vistas de la Isla de Lido. También se pasa al lado del Cementerio que es como un cementerio flotante en medio del mar, me sorprendió muchísimo.

Una vez en Murano empezamos a caminar, el ambiente era perfecto con poca gente por los canales. Subimos por la calle Fondamenta dei Vetrai, que está llena de comercios locales con todo tipo de figuras hechas de el característico cristal de Murano y como no podía ser menos entramos en una a llevarnos nuestro recuerdo aunque hay souvenirs para todos los bolsillos.

Cuando llegamos al final de este canal decidimos bajar por la acera de en frente y meternos por las callejuelas hasta el Faro di Murano. Éramos conscientes que no disponíamos de mucho tiempo por eso el recorrido fue más rápido realmente si dispones de tiempo en Murano se encuentran varios museos muy interesantes sobre el cristal de Murano que estaría guay visitar. Nosotros visitamos el comercio de un local de la isla que estaba preparando las figuras con el cristal en el momento y la verdad que ver la técnica en directo es una pasada ¡Que arte tienen!

En el faro nos dimos cuenta que desde ahí podíamos coger el vaporetto de Burano y sin dudarlo lo hicimos. No sabíamos si se nos iba hacer muy tarde ni realmente cuanto tardaba en llegar pero como buenos aventureros que somos lo hicimos sin pensarlo y no nos arrepentimos para nada. “BURANO ES UNA VISITA OBLIGADA”

El vaporetto te deja en la cara norte de la Isla y gracias a su pequeño tamaño se recorre fácilmente. Bajamos por la Viale Marcello unos de sus canales principales Fondamenta di Cavanella hasta el ponte “love viewing bridge” que cruza hacia Via Guidecca. Durante todo este trayecto puedes disfrutar de las pintorescas casas que te dejan atontado de lo bonitas que son. La verdad que no llevábamos ninguna ruta en concreto ya que no teníamos pensado visitar esta isla o por lo menos no pensábamos que nos diese tiempo lo cual optamos por callejear y dejar que nos sorprendiera.

A todas estas no habíamos almorzado y no habíamos visto muchos sitios donde poder o casi ninguno lo cual paramos en el primer restaurante que nos cruzamos ya que era tarde y el hambre apretaba! El restaurante se llamaba Bar Sport Pizzeria spaghetteria en la calle del Pizzo. La verdad que la comida estaba buenísima, Bryan se pidió un plato de spaghettis a la bolognesa y yo uno de lasagna pero como nos dimos envidia mutua a mitad de los platos intercambiamos jajaja El precio fue bastante asequible los dos platos + agua fueron como unos 20/22€ muy bien la verdad.

Para bajar la pedazo de comida que nos acabábamos de zampar seguimos aprovechando los últimos minutos en Burano y caminamos por Via Baldassarre Galuppi que está llena de tienditas locales y restaurantes, así que hay más variedad para elegir dónde comer en Burano.

Con un buenísimo sabor de boca cogimos el vaporetto rumbo a Venecia y por el camino vimos atardecer, la verdad que fue muy bonito. Cuando llegamos a Venecia aprovechamos y nos bajamos en la cara norte para recorrer el barrio tan característico de Cannaregio. Aunque ya era de noche no decepciona, tiene un ambiente increíble las tiendas con miles de máscaras típicas venecianas, pastelerías, restaurantes, tiendas de souvenirs, en conclusión, de todo vamos! Jajaja Recomiendo 100% pasear por ahí.

Como habíamos almorzado relativamente tarde la cena se nos alargó bastante y volviendo al hotel paramos en un sitio que había justo debajo del hotel en Campo Manin que se llamaba “SKK Mediterranea Halal” dónde nos pedimos dos pizzas y dos refrescos y nos las comimos en la habitación del hotel. La verdad que estábamos derrotados de tanto caminar y todavía teníamos que cerrar las maletas porque al día siguiente poníamos rumbo a FLORENCIA.

PD: se preguntarán por qué no nos montamos en las famosas góndolas! Pues respuesta sencilla, el precio oscila en los 80€. Y sí, si vas a Venecia hay que montar en góndola no importa el precio, pero en esta ocasión el presupuesto iba más apretado y la verdad que preferimos gastarlo en otra cosa. Posiblemente cuando vuelva a visitar esta ciudad seguro que montaré en una!!

Día 3

Nos despertamos temprano, cerramos del todo las maletas y las dejamos en el hotel para aprovechar las últimas horas. Después de desayunar fuimos a visitar cosas que teníamos cerca como el ponte Rialto y el Mercado que por la mañana tiene un ambiente guay. El tren no salía hasta las 12.00h así paramos en una pastelería para comprarnos alguito para el trayecto en tren y con mucha tristeza nos despedíamos de esta ciudad que en tan solo 48h nos había enamorado por completo. Y ya en la stazione de Santa Lucia pusimos rumbo a Florencia!! Pero eso ya lo cuento en el siguiente post!

Espero que os haya gustado el post, os haya sido útil y no me haya enrollado mucho jajaja pero como siempre digo cuando se trata de escribir sobre un viaje no me dan las hojas. Empiezo a revivir el viaje anécdota tras anécdota e intento que sepan detalles más allá de los típicos sitios que visité.

Si tenéis alguna duda podéis escribirnos a yourdreamtravel8@gmail.com que estaremos encantados de ayudarte.

 

¡VENECIA CADA PARTE DE TI ES ARTE!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *