Excursión a Auschwitz- Birkenau y Minas de Sal de Wieliczka

Hello dreamers!!!

En este post les traigo las dos excursiones pagas que hicimos en Cracovia. En realidad ambas excursiones se pueden hacer por cuenta libre pero nosotros por tema de traslados y guías preferimos hacerlas con una excursión ya contratada.

¡Empezamos!

Ambas excursiones las contratamos en la página web de Civitatis, no solo hay excursiones para Cracovia si no para muchos más destinos. Está genial la verdad!!

Campo de concentración Auschwitz- Birkenau 

Primero vamos hablar de la excursión al campo de concentración de Auschwitz y Auschwitz-Birkenau. La excursión comienza a la 8:30 a.m y tiene una duración de 6,5 horas. Está estupendo, porque te recogen muy próximo a la Barbacana, en el punto de quedada, y a la vuelta te dejan en el mismo lugar. La buena ubicación del punto de recogida permite que cuando acabes la excursión sigas visitando lugares de la ciudad que quieras ver.

El precio es de 35,5€ por persona, e incluye traslados, entradas a ambos campos y una guía de habla española para explicarte cada detalle del lugar. Es verdad que se puede visitar por cuenta libre, pero para mi un/a guía en este tipo de excursión es necesario para entender la historia del lugar y la importancia que tiene. 

Durante el trayecto al campo que dura alrededor de 1 hora y 20 minutos dependiendo del tráfico que haya te hace una introducción de lo que vas a ver allí y de la historia sucedida para las personas que no estén tan puestas en el tema. 

Una vez allí tienes 15 minutos para ir al baño antes de empezar, porque una vez empezado el circuito no hay pausas hasta que se cambia de campo que también tienes otros 10/15 minutos. 

Podría pegarme el día contando todo lo que llegamos a ver y sentir dentro de ese lugar, pero no hay palabras exactas para describirlo. Por eso prefiero dejar unas imágenes que hablan por si solas.

Una vez finalizada la visita al campo de Auschwitz, nos dirigimos al campo de Auschwitz- Birkenau. Entre ambos campos hay unos 5 minutos de autobús. Están bastante próximos la verdad, lo que Birkenau es de un tamaño mucho mayor.  En Birkenau podemos observar de las pocas cosas que han quedado de pie con el paso de los años porque en su mayoría se derribó cuando la guerra, pero aun así se puede percibir el horror cometido.

Finalizado la visita tenemos 10 minutos para ir al baño porque ya se pone rumbo de nuevo a Cracovia. Como consejo estén bastante atentos al guía porque nosotros casi nos quedamos en tierra por estar sacando unas fotos jajaja. Es una de las desventajas que tiene ir con excursión pagada, que no dispones de todo el tiempo que te gustaría para cada cosa. Aun así no nos arrepentimos para nada de haberla pagado ya que conocimos un montón de cosas que no teníamos ni idea.

Para mi era la segunda vez que visitaba este campo, la primera fue con 15 años en un intercambio que hice a Polonia. Solo decir que da igual las veces que vengas, porque este sitio habla por sí solo. Impresiona muchísimo pero vale mucho la pena conocerlo.

 

Minas de Sal de Wieliczka

Más de 300 kilómetros de galerías, sorprendentes lagos subterráneos y cientos de salas decoradas con esculturas y máquinas hacen de estas minas de sal uno de los lugares más visitados de Polonia. Comienza a las 15.35 p.m y tiene de coste 35,5€ que incluye traslados hasta las mina, entrada al lugar y guía de habla española que en nuestro caso era un amor de persona. (dato: ambas excursiones puedes reservarlas el mismo día porque por horarios cuadran perfectamente, pero yo no lo recomiendo porque es un queme brutal. Al final no retienes todo lo bonito que ves y acabas saturado. En nuestro caso por ejemplo hicimos el primer día Auschwitz por la mañana y el segundo día las minas de sal por la tarde. Nos cuadró perfectamente y el resto del día lo aprovechamos para ver cosas de la ciudad.)

El tour comienza en el centro de Cracovia, donde tomaremos nuestro autobús para llegar a Wieliczka, población situada a 15 kilómetros de la ciudad.

Adentrándonos en sus famosas minas de sal comenzaremos un recorrido de 3,5 kilómetros a través del cual veremos más de 20 salas decoradas, lagos subterráneos, picos y palas de la época, y esculturas y bajorrelieves realizadas por los mineros con bloques de sal. El punto álgido del tour llega con la visita de la Capilla de St. Kinga, una sobrecogedora sala de 54 metros de longitud decorada completamente a base de sal. Nosotros acabamos fascinados con este lugar, era impresionante las dimensiones que habían ahí abajo, pero lo más impresionante es que en el recorrido solo haces el 1% del total de las minas. Es una visita que recomendamos 100% ya que al ir por libre no garantizan las guías de habla española entonces dependiendo de tu dominio del inglés puedes permitirte ir con un grupo inglés o no. 

Bueno, estas son dos de las excursiones que hice en Cracovia. Espero que les haya sido de ayuda y si están pensando visitarlas y tienen alguna duda no duden en ponerse en contacto con nosotras que estaremos encantadas de ayudarles 🙂 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *